Toxina botulínica

La toxina botulínica es una sustancia inyectable comúnmente utilizada para disminuir las arrugas de la cara y recuperar la tensión perdida de la piel, sin la necesidad de una cirugía.

Sus efectos no son permanentes, tienen una duración aproximada de 4 a 6 meses, dependiendo de cada paciente y del tipo de toxina aplicada. Cuando el efecto pasa, únicamente hay que retocar para volver a obtener el resultado deseado.

¡Tu objetivo en 4 pasos! #4STEPSPL21

La aplicación de la toxina botulínica en PLÁSTIKA L21® consta de 4 sencillos pasos.

1.- Consulta de valoración.

Agendarás una cita de valoración con uno de nuestros Cirujanos Plásticos Estéticos y Reconstructivos certificados, para que pueda evaluar a detalle las condiciones de tu rostro. Revisará qué zonas requieren aplicación de toxina y cuáles pueden esperar o no son tan recomendables. Se te realizará un pequeño interrogatorio para verificar que seas una persona saludable y en condiciones óptimas para recibir este tipo de tratamiento, lo más importante es tu seguridad y bienestar.

2.- Presentación de opciones.

En esa misma cita, ya que el especialista escuchó tus necesidades y verificó que no existiera ningún problema para aplicar el botox , recibirás orientación para saber cuáles son las zonas que podrán ser tratadas, qué resultados puedes esperar, los costos específicos y resolver cualquier otra duda.

3.- El día del procedimiento

Ya que cuentas con toda la información necesaria y que el médico corroboró qué es lo que te quedará mejor, comenzará la aplicación de la toxina botulínica ( puede ser el mismo día si así lo deseas). Antes de inyectar, tu cirujano plástico marcará las zonas a tratar (arrugas en la frente, zonas que han perdido tensión, patas de gallo) y aplicará anestesia tópica o frío local, según se requiera. Todo esto será rapidísimo, en menos de 20 minutos todo habrá terminado y tendrás la apariencia rejuvenecida buscabas.

4.- Seguimiento

¡Un último detalle! No olvides seguir las indicaciones de tu cirujano plástico PLÁSTIKA L21® y apuntar la fecha de tu aplicación para que cuando la sustancia se reabsorba, en alrededor de 6 meses, puedas agendar tu retoque.

DATOS CURIOSOS

La toxina botulínica no sólo sirve para reducir arrugas o tensar la piel del rostro. También puede utilizarse para:

Consejos extras

Importante

La toxina botulínica requiere ser administrada por un profesional para reducir el riesgo de complicaciones y garantizar que el producto que se aplica, cumple con todos los estándares de calidad y seguridad requeridos.

Fuentes:

(08-2018) https://www.medstarprs.org/procedures/botox/
(04-2012) https://health.ucdavis.edu/plasticsurgery/procedures/botox.html
(02-2019) https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/botox/about/pac-20384658
(03-2017) https://www.plasticsurgery.org/cosmetic-procedures/botulinum-toxin/recovery
(07-2016) https://www.institutomaxilofacial.com/es/tratamiento/cirugia-estetica-facial-tratamiento-con-botox/
(06-2019) https://www.uchealth.com/plastic-surgery/procedures/skin-rejuvenation-procedures/botox/
(01-2018) https://www.memphisplasticsurgery.com/need-to-know-about-botox/

Artículos recientes